DEHESA CALDERON

DEHESA CALDERON, EL MVP DEL IBÉRICO DE BELLOTA

Decir cerdo ibérico es aludir a Extremadura y a su historia. Ya en tiempos del imperio romano había expertos ganaderos en la dehesa, así como elaboradores de jamones conservados de forma artesana en sal. La tradición ha perdurado a lo largo de la historia, manteniendo las buenas cualidades y mejorando una raza que constituye un auténtico tesoro, un animal adaptado perfectamente a este maravilloso ecosistema natural y que gracias a su particular metabolismo, transforma los pastos y las bellotas de los que se alimenta, en uno de los productos naturales más sanos, exquisitos y deseados que puedan apreciarse: el jamón ibérico de bellota, que aparte de ser un alimento saludable y un manjar gastronómico, es uno de los máximos exponentes del saber hacer, de la tradición y una forma de vida de todo un pueblo.

Principal 2

En Extremadura disponemos de un millón y medio de hectáreas de uno de los ecosistemas mejor conservados de Europa: La dehesa extremeña. Una vasta extensión de encinas y alcornoques de la que se aprovechan sus recursos naturales de forma racional y equilibrada, lo que permite la conservación de este entorno ecológico único.

La zona de producción de Dehesa Calderón se sitúa al suroeste de la región extremeña, en un espacio privilegiado, donde la naturaleza nos proporciona lo necesario para seguir alimentando a nuestros cerdos ibéricos de una manera tradicional y natural.

Principal 3

Es en la dehesa, en este auténtico paraíso ecológico donde se crian en total libertad los cerdos que en Dehesa Calderón cuidamos desde su nacimiento para llevar a su mesa el mejor manjar del mundo: El Jamón Ibérico de Bellota. Los técnicos y sanitarios, eligen los mejores cerdos reproductores de tronco-ibérico, especialmente el de la raza Negro-Lampiño.

Se crían en campo abierto y con las más estrictas medidas sanitarias. Sus descendientes debidamente seleccionados y cuidados se desarrollan en un ecosistema puro casi exclusivo lo que permite salvaguardar su pureza.

Princi 4

Nuestros productos se elaboran de manera artesanal, curando las piezas en secaderos naturales al aire de la sierra, a la vez que se realizan los más estrictos controles sanitarios y de alimentación al cerdo ibérico. Defendemos nuestra cultura y tradiciones, cuidando la dehesa y manteniendo la alimentación del cerdo ibérico con productos naturales.

Nuestros clientes disfrutaran de los mejores productos del cerdo ibérico, ya sean jamones, paletas, lomos, chorizos o salchichones apreciando de forma inmediata todos sus aromas y sabores con la más alta garantía de calidad.

NORMAS DE CALIDAD PRODUCTOS IBÉRICOS PUROS (R.D. 1468/2007)

Producto ibérico puro. Hembras y machos progenitores inscritos en el libro de genealogía.

  • Fecha de entrada en montanera: 1 de octubre hasta 15 de diciembre.
  • Peso de entrada montanera en cada lote: entre 8-10 arrobas.
  • Reposición montanera: 4 arrobas en dehesa, durante 60 días.
  • Edad mínima al sacrificio: 14 meses

Estos pesos se consideran en pieza fresca:

JAMÓN:Más de 9,7 Kg.Mínimo 660 días
Menos de 9,7 Kg.Minimo 500 días
PALETAS:Más de 6 Kg.Mínimo 330 días
Menos de 6 Kg.Mínimo 300 días

 

El proceso de elaboración de las cañas de LOMO IBÉRICO, tendrán un proceso de elaboración mínimo de 80 días.

Las oscilaciones que se puedan producir en el peso de nuestros productos serán como máximo de 200 grm, pues el precio de las piezas se ha calculado en función del peso ofrecido. Por ejemplo, en un jamon de 7,5 Kg, en el precio de la pieza se le está cobrando 7,5 Kg, pero puede pesar entre 7,3 y 7,7 Kg.

Si emociona verlo, imagínate probarlo…